miércoles, 5 de septiembre de 2007

Epístola

Pero te disfruto surrealista...
Néstor Luis González

No me aguanto. Debo decírtelo. No soporto las ganas de besarte, abrazarte y decirte; qué sé yo, decirte cualquier cosa que sirva de excusa para hablar contigo.
Hoy te recuerdo tanto como en aquel entonces disfruté tu compañía, hoy tu aliento no me perfuma pero me alumbra el soslayo de tu mirada. Hoy trato de ser hipócrita conmigo mismo pero no puedo, soy sincero y debo decírtelo: Te extraño.
Creo que debes saber que tu mirada me descoce, que me vuelvo un garabato de persona cuando me miras durante más de tres segundos, que en tu presencia olvido el Método Palmer y mi caligrafía retrocede 15 años, que tus ojos son túneles inquisitivos que me asustan porque no tienen partida ni llegada, que haría cualquier cosa para que nada nos separara menos darle la razón a Pablo Neruda cuando dice "para que nada nos separe que nada nos una".
Me parece absurdo todo lo que no tiene tu nombre, e ilógico todo lo que me separa de ti. Pero te disfruto surrealista, abstracta, de fantasía, de nubes, de acuarela tenue que igual colorea y a veces sonríe.
Erótico caminar, qué fragancia tan agridulce deja tu rastro. Tu abdomen me llama y tendrás que hablar seriamente con él. Las pecas de tus senos revolotean en mi mente y no sé qué debo hacer.
Erótico caminar, qué fragancia tan espléndida deja tu rastro. Bien conoce tu cintura cómo seducirme, y mis ojos se mueven al compás de tus piernas siempre que decides pasar a la derecha de mi presencia.

1 comentario:

Maria Fernanda dijo...

¡WOW! Veo que te inspiraste desde el titulo hasta la última palabra. Te parecerá irónico pero este escrito tocó mi vida. Creo que tienes un talento incalculable y el don de expresar lo que sientes de la forma más hermosa. Sé a quien se lo dedicas y creo que si lo lee se sentirá una de las mujeres más afortunadas por haber inspirado estas bellas palabras.

Tal vez me hubiese gustado leer esto unas semanas atrás (tú sabes por qué). Aunque pensándolo bien, como te dije en una oportunidad, todo esto ha sido maravilloso porque siento que he crecido como persona.

De corazón te felicito, tienes un gran futuro si continúas así.

¡Te quiero mucho!