jueves, 4 de octubre de 2007

Vanidad

Dos de la mañana. Me encanta comenzar mis escritos con dos, tres o cuatro palabras antes de un punto. Luego de tanto leer, escribir, fumar y tomar vodka quiero concluir con estas líneas la velada romántica que yo mismo me regalé esta noche. Noche de reflexión, de ideas comunistas sembradas de pronto en mi mente llena y necesitada de consumos extravagantes. Necesario es comprender la calidad efímera de nuestra existencia. Quiero comenzar a ver el barro barato de que está hecho lo material. Necesito divorciarme del mundo y casarme para siempre con la verdad que representa mi presencia en la tierra.
“Vanidad de Vanidades, todo es vanidad” habrá gritado alguna vez aquel rey antes de escribirlo en el Eclesiastés. Hoy quiero copiarlo y gritar las mismas palabras a manera de expulsión. ¡Vete de mi vida vanidad! Déjame en paz que sólo el humilde será ensalzado. Dos y siete de la mañana. Buenas noches vanidad, que descanses. Te quiero.

7 comentarios:

JAT dijo...

Por un momento pensé que te estabas despidiendo de tu ego, que al final de cuentas es una expresión de la vanidad. Qué iluso! supongo que eso forma parte de tu ser y que nunca te desprenderàs de eso, bueno, que más da, igual estuvo muy bueno... espero leer algo un poco más extenso muy pronto.

Hosted by: nessita dijo...

Hey! woow gracias por ese comentario en mi blog :)

En cuanto a mi caballo verde, come mucho célery y quizás algún día seas como él...

Bueno, yo soy defensora de la vanidad, al igual que Wilde, no se, supongo que es necesaria... no en exceso pero si necesaria...

Ahora una pregunta, de la foto... la tipa no es anoréxica porque sino se vería al revés..cómo se llaman entonces las que son gorditas y se ven flacas en el espejo?? ****réxica? sería bueno saber ese nombre!

Au revoir!

Erwin García dijo...

vanidad que odiamos y amamos... no podemos desprendernos tan fácil, o quizás nunca de ella. Excelente post, como todos los tuyos. Un abrazo.

CresceNet dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Enano dijo...

Hablar de Nestor Luis es hablar de Vanidad. No te despidas de ella. Juega con ella. Te la mereces, y tú lo sabes. Nunca te olvides de la humildad y de la verdad, y así harás un trinomio perfecto

NeoGabox dijo...

La Vanidad, es algo que inunda a las personas hoy en día, pero al final de cuenta de que nos sirve si todos tenemos un mismo destino, nacer, vivir y morir, feos o hermosos, brutos o inteligentes, etc... Saludos

Mariale divagando dijo...

Desprenderse de la vanidad no es tan fácil.