jueves, 13 de marzo de 2008

Laberinto escrito, escrito a los 22 años.

A los 22 años la vida es un parque de diversiones para adultos cuya única atracción consiste en mezclar el capitalismo de Hobbes con el evolucionismo de Darwin, para luego reírse del resultado sin emitir sonidos. O sea que hay que reírse hacia adentro para que la alegría no se note y evitar así la censura inofensiva de quienes no tienen oficio. Aunque inofensiva, a los 22 años no se tiene la suficiente madurez para omitir las habladurías por completo, y tampoco se tiene el alma tan contaminada para despreciar a nadie, por eso uno siempre termina perdonando. A los 22 años es sumamente difícil subir una escalera pensando en el diseño de los escalones, pues las ganas de llegar al siguiente piso hacen del trayecto una vorágine de ansiedades. A los 22 años sientes que tienes la edad perfecta pero sólo por tu incapacidad de recordar lo feliz que fuiste a los 20. A los 22 años sabes a cual novia amaste más y te das cuenta que ni siquiera era tu novia. A los 22 años la gente se esfuerza en reconocer tus defectos para omitir cualquier talento que tengas. A los 22 años es casi imposible hallar amor en medio de tanto sexo. A los 22 años quieres hacer tantas cosas al mismo tiempo que al final del día dices lo hago mañana, de mañana no pasa, mañana sí, mejor la semana que viene porque mañana es muy temprano. A los 22 años quieres ser la reencarnación de Andy Warhol aunque no creas en la reencarnación y practiques un cristianismo más basado en palabra que en acciones, pero tú sabes que tienes fe y esperas tener fe cuando inesperadamente te toque morir si es que mueres. A los 22 años quieres ser de nuevo la reencarnación de Andy Warhol pero sólo entrarías es una lata de Campbells Soup si la cierran para que nadie te vea porque definitivamente le tienes miedo al ridículo, y si le tienes miedo al ridículo entonces no tienes 22 años, ni 23, ni 24, ni 50; sino que apenas eres el resultado de una falsa conciencia que en realidad es la opinión de los demás anticipada dentro de ti y manifestada en todas las cosas que dejas de hacer por miedo a la censura.

25 comentarios:

Luz de Luna dijo...

Muy cierto todo lo que mencionas, pasé esa edad, y si bien no viví todo, gran parte de las cositas que mencionas sí.
Saludos

Anónimo dijo...

A los 22 años crees que tienes el mundo en tus manos para hacer lo que quieras...te acuestas a dormir y te das cuenta que ya tienes 25 y no has logrado las metas que te pusiste a los 20...me parece muy bueno tu escrito sobre todo porque la sociedad siempre nos pone ciertos estereotipos para seguir...cuando rompes esos esquemas te juzgan sin razon...sólo porque ellos no se atreven a vivir sus vidas como quisieran...te felicito escribes demasiado fino chamo...

FREYA dijo...

Una vez que has alcanzado todas tus metas significa que has llegado al final de la jornada...espero que aún te falte mucho para alcanzarlas todas.
Y como siempre, la pluma logra deslizarse por el papel con voluntad propia.

TOROSALVAJE dijo...

Tienes razón en todo, pero imagino que todos volveríamos ahí, o no?

Saludos.

Luthien dijo...

A los 22 años, lo recuerdo perfectamente era mucho más mmm estúpida?? jajaja si si más

Xiales...

Nathasha dijo...

Hola!!

Agradable tu blog...! Cuando esté por Pto. La Cruz le preguntaré a Mauricio o a Daniel por tu programa a ver si te escucho...

Un abrazo, éxitos!

Anónimo dijo...

Muy interesante esa oda a tu homosexualidad...poco a poco te vas abriendo mas

Meret dijo...

Muy ciertas tus letras...

Me encantaria tener 22 años..pese a todo...

Anónimo dijo...

en serio eres gay?... si lo eres hazmelo saber...di en tu programa que te gusitotan las rosas amarillas...si no eres gay habla de las rosas blancas...aunque no lo voy a escuchar...quiero saber si eres...siempre te veo en la disco...y descubri tu blog...creo que cada escrtio tuyo es un grito de alguien que desea salir del closet

Fiorella Bártoli dijo...

"Ama con el corazón de un niño, piensa con mente de adolescente y vive con la experiencia de la vejez..."

Iliana Contreras dijo...

A los 22 nada me detenía, todo era posible, sólo bastaba pensarlo y creerlo.
Ahora, será un ciclo repetitivo? porque ya cerca de los 32 me está sucediendo. Excelente!!!!
Buen post...Saludos...Manikita.


Pd: Y ese interés repentino de los amigos gay? Jajaja bien bueno puessss!!!!

Danieru dijo...

Viejo, a simple vista este blog me pareció interesante. Te escucharé en la radio por simple curiosidad. Y tranquilo, si no me gusta te lo diré, sin hipocresía.

Te invito a visitar el Diario de un desconocido:

http://eldiariodesconocido.blogspot.com/

Un abrazo.

pablitö dijo...

Muy cierto lo ultimo… es como aquello de que el miedo es un terrible enemigo, y que los peores monstruos, los que realmente no te dejan avanzar, están adentro de ti y no afuera (aunque se hayan construido a base de ese condicionamiento social y cultural que termina determinandonos)… el gran problema es ¿cómo acabar con ellos? ¿cómo destruirlos si, por el mismo hecho de estar adentro, te conocen tan pero tan bien que les es tan pero tan facil destruirte como a la mano le es facil (y hasta involuntario) apartarse por inercia ante un pinchazo, sin que la cabeza que la gobierna conscientemente le de la orden siquiera? claro que destruirlos no es imposible, pero es un largo y dificil camino que probablemente nunca se acaba (o mejor dicho, que se acaba cuando se acaba la vida)

LuisBond dijo...

¡Excelente Post y muy cierto!, sobre todo porque yo tengo 22 años y sentí que leía mi día a día =p. ¡Saludos!

Mariale divagando dijo...

"A los 22 años quieres hacer tantas cosas al mismo tiempo que al final del día dices lo hago mañana, de mañana no pasa, mañana sí, mejor la semana que viene porque mañana es muy temprano"

Yo séeeeeeeeeeee...

Ya tengo 23 y sigo dejando todo para después...

angélica beatriz dijo...

Hola querido Néstor.

Vengo a darte un beso desde México.

Yudith dijo...

Nestor mis felicitaciones, gran talento para desarrollar ideas por escrito. Saludos.

Fiorella Bártoli dijo...

Mi estimado, en mi blog hay un premio para usted a sus 22...


Desde el alma.


Aquí.

Yudith dijo...

Se le ha otorgado el Premio Dardo 2008 al Blog Loco estas tu. Felicitaciones!

Juan Luis Urribarrí dijo...

Pana ¿en serio qurías ser como Andy Warhol? Por Dios!!! Ya entiendo lo del anónimo que insiste en tu presunta homosexualidad... juajuajua


Abrazos heterosexuales

Anónimo dijo...

Si te ven caminando por la santa maría y hablando tan euforico como lo haces sabrían que no brincas la talanquera.
Menos cuando ven con que facilidad te moneas las bigas verdes para sentarte a dejar claro que tan LOCO ESTAS TU. Simple bro cochina envidia.
Sino ya estuvieses del brazo con Gabriel.

Anónimo dijo...

A los 22 anios reaccionas y caes en cuenta de la edad que tienes, te sientes un poco nina para unas cosas pero algo mayor para otras, medio entiendes que te conviene y que no, y te sientes algo frustrada por las metas que tenias planteadas y sientes ahora algo lejos de tu alcance, te das cuenta del costo que tiene la vida y si intentas mantenerte sola te das cuenta de lo caro que sale un hijo y empiezas a comprender a tus padres...

Anónimo dijo...

A los 22 años vives, sabiendo que "sí pues carajo, estás viviendo...".
Comenzó hace un poco tiempo, ¿qué mejor - y más angustiante- que eso?

Anónimo dijo...

A los 22 años hay gente muy gilipollas que seguirá siéndolo siempre. Como tú.

Anónimo dijo...

wow, en unas horas cumplirè 22 años, la verdad es que nunca pense llegar a esta edad, no despues de cometer errores muy graves en mi adolescencia, por lo tanto mas que fijarme en la opinion de la gente o en fijarme metas estaba simplemente viendo como la vida pasaba, esperando el tan importante momento de partir, por lo tanto mi vida y percecion han sido muy distintas a las de la gente promedio,pero heme aqui.
quien sabe, igual en unas horas me da un infarto, pero da igual ya que las razones por las cuales pense que moriria simplemente no existian, o tal vez si pero dios me esta dando mas tiempo,o mejor aun me esta dando una nueva oportunidad, ahora ya no puedo pensar en actuar o ser como una persona comun y corriente, puesto que todo lo que he pasado no ha sido en vano, lo que si intentare, entonces, sera hacer todo lo que pensaba que no podria hacer y ser, ahora me siento libre de esas cadenas de incertidumbre y entonces si, vivire.
DIOS BENDIGA A DIOS¡¡¡¡¡¡¡¡