viernes, 7 de enero de 2011

Laberinto, déjame salir


"Volvió a tocar la estatua y se cercioró de que era un cuerpo flexible y que las venas daban sus pulsaciones al explorarlas con los dedos". Ovidio, Las Metamorfosis.

Dibujé un laberinto y me perdí en él. Sigo sin encontrar la salida incluso ahora, cuando usted está leyendo este breve texto que escribí recién al enredarme entre sus paredes.
El ingreso fue cosa fácil: ubicar los ojos en el centro de la hoja y listo. De inmediato empecé a desplazar la mirada hacia todos lados como sorteando posibles salidas: subí, bajé, doblé, ya va, cómo salgo de aquí. Intenté dejar la hoja sobre la mesa, botarla en la basura, abandonar el laberinto por medios humanos, pero me resultó imposible.
Tal vez me obsesioné con el dibujo, tal vez una fuerza desconocida me obliga a terminar lo que empecé. Creo que no puedo. Fíjese usted mismo cuán difícil es salir de esa maraña de rayas. A primera vista su aspecto es caótico, pero si estudia su composición a fondo, podrá notar el desgaste neuronal que implicó su construcción.
Me esmeré tanto en sus formas, en los símbolos de sus líneas y en asegurar una geometría no euclidiana, que olvidé inventar un método para salir en caso de emergencia.
Ahora que estoy más calmado, por no decir resignado, me viene a la memoria el caso de Pigmalión, quien se enamoró de una estatua que él mismo esculpió. Un día la estatua cobró vida y colmó de felicidad a su autor. Así, mi laberinto es tan perfecto que se volvió real, pero no es felicidad y sí confusión lo que puede darme semejante estructura. Ahora soy presa de mi propio invento, un Frankenstein víctima de su propio monstruo. Si no logro salir vivo, espero que al menos mi caso sirva de ejemplo para que nadie más haga laberintos que a fin de cuentas serán siempre garabatos del que ya tenemos y llamamos mundo.

8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Me gustaría ayudarte.
Grita si necesitas ayuda.

Saludos.

Marya J. dijo...

¡Buenas!
He estado buscando blogs interesantes y el tuyo es de los pocos que me han llamado la atención.
Permíteme que me promocione (es lo que hay que hacer en este estoico mundo ahora)...

Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

échale un vistazo a mi blog,
y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
http://librosy3.blogspot.com

El antifaz dijo...

Todos estamos en cierta forma encerrados.
Todos libres en esta gran cárcel.

Saludos.

Amylois dijo...

Cambio de look!!!!!!!

Yudith dijo...

Feliz dia del Amor y la Amistad! Que toda la energia de este dia nos envuelva de optimismo, buenos deseos y muchisimo amor! Besos!

Anónimo dijo...

A mí me ha pasado algo similar.
Me gusta mucho lo que escribes.
MVL

Cecy dijo...

dicen que de ellos se sale por arriba.
dame la mano que te ayudo.

Un beso.

anais dijo...

buena forma de conceptualizar el mundo, un laberinto siempre ofrece salidas, tengo la suerte de estar afuera ahora, pero estoy siempre tentada a entrar.